Atlas

La enorme cordillera del Atlas con sus casi 1000 kms en el territorio marroquí (cruza Túnez y Argelia) se divide en dos zonas, el Alto Atlas

y el Atlas medio u oriental. 

Ocupa un 18 % del territorio y se  sitúan en él, tres grandes Parques Nacionales, uno en el Alto Atlas

y los otros dos en el oriental. 

Estas montañas con sus ocho cuatro miles, ofrecen extraordinarios recorridos para trekking y senderismo, además de haber varias pistas de sky en el país.

En tan vastos territorios hay lugares increíbles a los que se accede por tortuosas pistas de montañas que generalmente solo nuestros guías recorren con frecuencia. 

El Atlas ofrece un atractivo natural, y aunque están asfaltando mucho, las carreteras son escasas y malas lo que supone traslados más largos y pesados de lo habitual.

En estos parajes encontramos desfiladeros increíbles, paisajes inesperados llenos de belleza, 

nacimientos de ríos que se convierten rápidamente en torrentes, cascadas, alguna con más de cien metros de caída. 

Hay lagos muy bonitos, algunos a más de 2000 m. de altitud  de aguas gélidas incluso en verano.

En sus diferentes valles descubriremos pueblos centenarios, localizando en algunos de ellos hermosas kasbahs de piedra.

Burros y mulas son realmente necesarios por estos lugares apartados.

En invierno las nieves lo cubren todo y el frío es realmente intenso, ofreciendo paisajes entrañables.